El tomate enlatado: sencillez y sabor

Tomate frito casero

Todo el mundo sabe que el tomate es una de las hortalizas más consumida en muchos países y tiñe de rojo multitud de platos de nuestra gastronomía. Sabroso e indispensable en la cocina, sobretodo procesado, ya que es el ingrediente principal de multitud de salsas. Hoy en Tudespensa te desvelamos los secretos del tomate frito.

Tipos de tomate enlatado

Antes que nada tenemos que saber diferenciar los tipos de tomate “en lata” que podemos encontrar en el supermercado, ya que, a pesar de tener una apariencia parecida sus usos son distintos.

Tomate natural pelado entero o troceado

Se trata de tomate natural pelado por lo que resulta muy cómodo para realizar sofritos,  y recetas al horno ya que nos evitamos el tener que lavar, escaldar y pelar el tomate. Cada lata suele contener entre 5 ó 6 tomates pequeños.

Tomate natural triturado

Este tipo de tomate es el más indicado si lo que queremos es preparar una salsa, ya que se trata de tomate natural  procesado y sin pepitas, el cual podemos freír a nuestro gusto o añadirlo en preparaciones tales como pisto, calamares en su tinta, boloñesas, empanadillas, etc.

Tomate concentrado

Se trata de pasta de tomate a base de tomate concentrado, suele presentarse en latas de pequeño tamaño. Se usa principalmente para untar en las bases de las pizzas ya que al tener menos agua que el triturado la masa queda mejor. También se utiliza en la preparación de algunas cremas como la de marisco y en tapenades.

Tomate frito

El denominado tomate frito que podemos encontrar en el supermercado se trata de salsa de tomate elaborada con tomate natural, sal, azúcar y aceite. Este tipo de tomate es ideal si lo que queremos ahorrar tiempo ya que nos evita el tener que cocinar. Con él podemos improvisar una gran cantidad de platos en poco tiempo, por lo que es imprescindible en Tudespensa.

La receta de la salsa de tomate de la abuela

La receta de salsa de tomate de la abuela

Ingredientes:

2 kg. de tomates rojos maduros.

1 kg. de cebollas.

1 vasito de aceite de oliva.
1 cabeza de ajos.

5 cucharadas de azúcar.

1 pimiento rojo.

3 hojas de albahaca.

3 cucharadas de sal.

Preparación:

Se lavan los tomates, se escaldan en una olla con agua, se pelan y se pican. A continuación se echa en una cazuela el aceite y cuando este caliente se le añaden los ajos y las cebollas previamente picaditas y se le añade el tomate. Se pone a fuego fuerte y totalmente tapado hasta que los tomates hayan soltado bastante agua (unos 8 minutos), se baja el fuego y se deja entre 45 y 60 minutos al temperatura suave. No parar de remover cada 5 minutos. Después se agrega la sal, el azúcar  y las hojas de albahaca troceadas y se pasar por el pasapuré.

¿Qué, te animas a preparar una deliciosa salsa de tomate casera? En Tudespensa tenemos todos los ingredientes necesarios para su elaboración, pero si lo prefieres también puedes encontrar deliciosas salsas de tomate frito listas para consumir. ¡Tú eliges!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s